Skip to main content

Disidencia de las FARC lamenta iniciar el diálogo de paz con la muerte de un jefe guerrillero

junio 25, 2024
Foto: Agencia EFE

Caracas,- La Segunda Marquetalia, disidencia de las FARC, lamentó que el diálogo de paz con el Gobierno de Colombia, instalado este lunes en Caracas, comenzara “con la muerte de un jefe guerrillero”, lo que ve como un “mensaje equívoco” para estas negociaciones y espera que “no vuelva a suceder”.

“Nos entristece que empezamos con la muerte de un jefe guerrillero (…) ayer (domingo) en la Laguna de Nerete, municipio de Roberto Payán, el cual es un mensaje equívoco para este proceso de paz. Esperamos que no vuelva a suceder”, dijo el jefe negociador de la delegación de la Segunda Marquetalia, Walter Mendoza.

El consejero comisionado de paz de Colombia, Otty Patiño, también lamentó “profundamente” la “muerte de Elmer Guerrero, uno de los comandantes de la Coordinadora Guerrillera del Pacífico”, por lo que se solidarizó con el grupo.

“Eso no es un incidente, eso es algo fatídico, (…) un hecho fatídico, y así lo entiendo, lo entiende el presidente (colombiano, Gustavo Petro), lo entiende también el ministro de Defensa (Iván Velásquez), lo entiende también el alto mando de las fuerzas militares”, aseguró.

Patiño destacó que, pese a la muerte de Guerrero, de la que no se ofrecieron detalles, la delegación de la Segunda Marquetalia asistiera al inicio de las negociaciones, lo que -señaló- “significa que hay la templanza, el valor moral, el poder moral que es necesario para la construcción de paz”.

Ambas delegaciones instalaron este lunes en la capital venezolana la mesa de diálogo del primer ciclo, que finalizará el próximo sábado, en la que está previsto “definir los protocolos de la negociación y anunciar las primeras decisiones sobre medidas” para “contribuir a avanzar en el desescalamiento del conflicto”.

El diálogo, que contará con Venezuela, Cuba y Noruega como países garantes, y con el acompañamiento de la ONU y de la Conferencia Episcopal de Colombia, se retoma después de que se aprobara la ‘ley de paz total’ en la nación andina, que pretende permitir la renegociación a quienes se salieron del acuerdo.

Por parte del Gobierno colombiano, los diálogos los va a dirigir Armando Novoa, exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, quien participó en la Constituyente de 1991, y por la guerrilla lo hará Mendoza, un histórico jefe de las FARC que participó en la creación de las columnas móviles de esa guerrilla.