Skip to main content

Doncic y un último escalón al cielo de la NBA

junio 7, 2024
Foto: Agencia EFE

Boston (EE.UU.),- Solo 25 años pero ya consolidado como un astro de la NBA. Una de las camisetas más populares de la liga y un contrato histórico a la vista. Luka Doncic aspira estos días a su primer anillo con los Dallas Mavericks, pero la sombra de su enorme figura también se explica con cifras y muchos ceros.

El pasado 19 de abril, la NBA desveló la lista de las camisetas más vendidas en esta temporada 2023-2024 de la mejor liga de baloncesto del planeta.

En primer lugar aparecía Stephen Curry (Golden State Warriors) y el podio lo completaban LeBron James (Los Angeles Lakers) y Jayson Tatum (Boston Celtics).

Pero una de los aspectos más interesantes de esa relación llegaba del cuarto al sexto puesto con tres jugadores no estadounidenses en este orden: el prodigio francés Victor Wembanyama (San Antonio Spurs), el griego Giannis Anteokounmpo (Milwaukee Bucks) y el esloveno Luka Doncic (Dallas Mavericks).

En una NBA cada vez más internacional y global -no hay más que ver los tres MVP del serbio Nikola Jokic en los últimos cuatro años-, Doncic se ha convertido en un reclamo fundamental y el balcánico ha respondido con recitales en la pista y con una presencia cada vez más importante fuera de ella.

Con 9,2 millones de seguidores en Instagram y 1,9 millones en X, el exjugador del Real Madrid, armado con su inconfundible sonrisa y una competitividad feroz, es uno de los talentos llamados a dar relevo a la generación de LeBron, Curry y Kevin Durant (Phoenix Suns).

Junto a Doncic (25 años) aparecen otros como Tatum (26), rival suyo en estas Finales, Anthony Edwards (22, Minnesota Timberwolves), Shai Gilgeous-Alexander (25, Oklahoma City Thunder) o el mencionado Wembanyama (20).

Pero el faro de los Mavericks tiene la opción de distanciarse de sus compañeros de promoción con un anillo que se sumaría a un palmarés ya absolutamente alucinante para su juventud: campeón del Eurobasket con su selección, vencedor de la Euroliga con el Real Madrid siendo MVP de la competición y la Final Four, cinco veces All-Star y cinco ocasiones elegido en el mejor quinto de la liga en solo seis años en la NBA, etc.

Las finanzas detrás de la magia

Apodado ‘Luka Magic’ en un guiño a ‘Magic Johnson’, Doncic es el heredero natural en Dallas del alemán Dirk Nowitzki, que en 2011 firmó el único título en la historia de la franquicia texana.

Los Mavericks le dieron las llaves del coche a Doncic desde el primer momento y en 2021 acordaron una renovación de 207 millones de dólares por cinco años que suponía la mayor extensión para un novato en la historia de la NBA.

Dado su excepcional rendimiento -máximo anotador en la NBA este año y tercero en la votación el MVP-, está claro que la inversión de Dallas tiene muchísimo sentido pero también resulta evidente que tendrá que volver a abrir la cartera cuando toque renovarle de nuevo.

Así, la cadena ESPN informó hace un par de semanas que el base ya es elegible para una descomunal extensión tras 2025 de cinco años y 346,3 millones de dólares, lo que significaría el mayor contrato jamás firmado en la NBA.

En la lista anual de Forbes, Doncic apareció en el puesto 34 de los deportistas mejor pagados del mundo con 55,1 millones de dólares en 2024 (la metodología de la revista no recoge datos correspondientes a un año natural sino del 1 de mayo de 2023 al 1 de mayo de 2024).

De este modo, por su nómina recibió unos 40,1 millones, una cantidad inmensa pero que, según los datos de ESPN, solo le situó como el decimosexto jugador mejor pagado esta campaña en la NBA (Curry lideraba esa clasificación con 51,9 millones)

Con todo ello, ‘solo’ 15 de esos 55,1 millones llegaron a las cuentas del esloveno a través de patrocinios y publicidad, lo que parece dejar un gran territorio todavía por explotar para un Doncic que ya tiene su propia línea de zapatillas con Jordan/Nike.

Forbes también recogía en su informe sobre Doncic a otros espónsors suyos como Activision, Hasbro o Panini.

Sin embargo, si Doncic quiere seguir también fuera de los estadios los pasos de LeBron -uno de sus referentes imprescindibles en el baloncesto-  tendrá que potenciar sus ingresos al margen del deporte, algo que “King James” ha hecho de maravilla a lo largo de su carrera.

Así, en 2024 LeBron tuvo unos ingresos totales de 128,2 millones (cuarto deportista mejor pagado del mundo, según Forbes) pero solo 48,2 de ellos llegaron como sueldo de los Lakers frente a los 80 millones que obtuvo de patrocinios y otros negocios.