Skip to main content

Níger refuerza su Ejército con 10.000 nuevos soldados para proteger sitios estratégicos

junio 5, 2024
Foto: Agencia EFE

Niamey, – El Ministerio de Defensa de Níger comunicó este martes la próxima incorporación de unos 10.000 nuevos efectivos al Ejército para el año 2024, con el objetivo de fortalecer la protección de las infraestructuras estratégicas del país.

El anuncio lo realizó el director de estudios estratégicos del ministerio, coronel mayor Mounkaïla Sofiani, en una rueda de prensa.

El reclutamiento, que se iniciará oficialmente el 1 de julio de 2024, busca establecer la recién creada ‘Comando de Fuerzas de Protección y Desarrollo (CFDP)’, anunciada el pasado 9 de mayo.

Sofiani explicó que la CFDP se encargará de garantizar la seguridad en áreas y establecimientos de relevancia estratégica, así como en proyectos de desarrollo socioeconómico en Níger, actualmente bajo un gobierno militar tras el golpe de Estado del pasado 26 de julio.

La CFDP también se implicará en tareas de desarrollo, incluyendo programas de irrigación y explotación de terrenos agroforestales y ganaderos, además de contribuir a la protección del medio ambiente y la lucha contra la desertificación y la degradación del suelo.

El proceso de reclutamiento también tiene como fin dotar de personal a los ‘programas de desarrollo industrial’, tales como fábricas de munición y confección de uniformes militares, que el gobierno tiene previsto poner en marcha, enfatizó Sofiani.

La instauración de esta unidad militar especial se da en un momento en que ha surgido un nuevo movimiento insurgente que amenaza con atacar puntos económicos clave de Níger, en el sureste del país.

Este grupo, llamado Frente Patriótico de Liberación (FPL) y liderado por Mahamoud Sallah, aliado del presidente derrocado Mohamed Bazoum, demanda sobre todo la liberación y restitución del exmandatario en la presidencia.

A través de un comunicado publicado en redes sociales el 13 de mayo, el FPL ha pedido al personal nigerino y extranjero en las instalaciones petrolíferas que evacuen sus puestos de trabajo.

Dicha solicitud se produce tras la finalización de un ultimátum del grupo rebelde a los empleados de la empresa china CNPC, operadora del bloque petrolero de Agadem, en el este del país, para que cesen sus labores.

El FPL, que amenaza con perpetrar ataques contra estas instalaciones, sostiene que sus acciones pretenden evitar la sustracción del crudo nigerino por parte de “quienes han empobrecido al pueblo para beneficiar a sus propias familias”.

El grupo reivindica su propósito de lograr una distribución más justa de los ingresos petroleros para el progreso de los habitantes de Níger y subraya que solo renunciará a sus intenciones si se restaura el orden constitucional en el país.