Skip to main content

Defensa de Trump en su alegato final ataca a Cohen y subraya falta de pruebas contra Trump

mayo 28, 2024
Defensa de Trump en su alegato final ataca a Cohen

Nueva York, – La defensa del expresidente Donald Trump (2017-2021), acusado de falsificar documentos para silenciar a una actriz porno y proteger su carrera presidencial en 2016, utilizó este martes sus alegatos finales para atacar, de nuevo y por última vez, la credibilidad de Michael Cohen y subrayar la falta de elementos probatorios en este juicio penal.

«La respuesta más sencilla es la correcta», dijo al jurado hoy Todd Blanche, el principal abogado del exmandatario, haciendo referencia a que Trump pagó 420.000 dólares a Cohen, que fue abogado y mano derecha del exmandatario, por su trabajo legal y no para reembolsarle los 130.000 dólares que pagó a la estrella porno Stormy Daniels.

Última oportunidad

El objetivo del equipo de hoy era hacer un resumen del caso que resaltara la inocencia de Trump, ya que era su última oportunidad de convencer a los doce jurados -independientemente de sus ideologías políticas- de que Trump es «no culpable».

Durante cinco semanas de testimonios, el jurado ha escuchado a 22 testigos y visto 300 pruebas.

Uno de esos testigos fue Cohen, que dijo en la sala del Tribunal Penal de Manhattan que cuando faltaban unos días para las elecciones de 2016 pagó a Daniels y detalló como, una vez que Trump estaba asentado en el Despacho Oval de la Casa Blanca, le reembolsó el dinero.

«No hay ni la más mínima evidencia» en el testimonio de Cohen, recalcó enérgicamente Blanche, señalando al jurado que el caso de la fiscalía se basa únicamente en la declaración de Cohen, quien ha mentido en otras ocasiones estando bajo juramento y a quien hoy Blanche llamó hoy mentiroso cada vez que tuvo oportunidad, y fueron muchas.

No obstante, a lo largo de este juicio sí ha habido diversas evidencias por parte de los fiscales para respaldar su acusación, como unas notas de Allen Weisselberg, entonces director financiero de la Organización Trump, sobre cómo se le pagaría a Cohen por el dinero que gastó para comprar el silencio de Daniels.

Blanche también destacó que a Trump no se le debe de juzgar por si tuvo o no un encuentro sexual con Stormy Daniels: «Este caso se trata de documentos (como cheques)…. Este caso no se trata de un encuentro con Stormy Daniels hace 18 años o un acuerdo de confidencialidad hace 8 años».

Con respecto al otro gran testigo de este juicio, Daniels, el abogado de Trump resaltó que fue llamada a testificar para influir en las emociones de los jurados y avergonzar a Trump.

Complot de «interferencia electoral»

Trump, que escuchó atentamente el discurso de su abogado, es el primer exmandatario de Estados Unidos en ser juzgado por un caso penal, está acusado en este juicio de 34 delitos graves de falsificación de registros comerciales, y de ser acusado podría ser sentenciado a libertad condicional o hasta cuatro años de prisión.

Antes de entrar en la corte hoy, el magnate y actual candidato republicano a las elecciones presidenciales de este año volvió a subrayar su inocencia y recalcó que se trata de un complot de «interferencia electoral» y una caza de brujas: «No se equivoquen, estoy aquí por culpa del corrupto Joe Biden, el peor presidente en la historia de nuestro país».

Por su parte, la campaña de Biden contraatacó hoy con una improvisada rueda de prensa enfrente del Tribunal en la que participó Robert de Niro, quien dijo que el político republicano quiere «destruir» Nueva York, EE.UU. «y, con tiempo, el mundo».

En este día clave del juicio, Trump está arropado por su familia. En el banco detrás del banquillo de los acusados están sentados tres de sus hijos, uno de sus yernos y una de sus nueras: Eric Trump, Donald Trump Jr., Tiffany Trump, Michael Boulos y Lara Trump.

Más cerca del veredicto

Ahora le tocará a la fiscalía convencer al jurado de que el expresidente es «culpable», algo que hará en unos alegatos finales que podrían durar más de cuatro horas y media, según apuntó esta mañana.

Después de los alegatos finales, el jurado deberá acordar por unanimidad el veredicto.

Si los jurados no son capaz de llegar a un consenso, el juez podría verse obligado a declarar un juicio nulo.