Skip to main content

El presunto asesino en serie de Gilgo Beach es acusado de matar a otras dos mujeres

junio 7, 2024
Foto: Agencia EFE

Nueva York, ).- El presunto asesino en serie de Gilgo Beach, sospechoso de un caso sin resolver vinculado a la aparición de cadáveres a lo largo de los años en una playa del estado de Nueva York, fue acusado este jueves por las autoridades locales de matar a otras dos mujeres, en total ya seis.

El juez Timothy Mazzei, del Tribunal Superior de Suffolk (Nueva York), informó hoy en una audiencia a Rex Heuermann, el principal sospechoso de ese caso, de dos nuevos delitos de homicidio en segundo grado que se le imputan por las muertes de Jessica Taylor y Sandra Costilla.

El total de sus posibles víctimas, mayoritariamente prostitutas, asciende así, al menos, a seis mujeres.

Taylor, de 20 años, desapareció en julio de 2003 mientras trabajaba como acompañante (‘escort’) en Nueva York y sus restos fueron encontrados en dos espeluznantes hallazgos cerca de la playa en ese mismo año y en 2011.

Según dijeron los fiscales hoy, un pelo descubierto en el cuerpo de Taylor coincidió al 99,96 % con uno de Heuermann y, además, una camioneta estacionada cerca de donde se halló su cadáver se parecía a una de la que este era propietario en aquel momento.

A la segunda mujer, Sandra Costilla, originaria de Trinidad y Tobago y de 28 años de edad, la hallaron unos cazadores en una zona boscosa cercana a la playa en 1993.

Otros pelos en el cadáver de Costilla, que estaba “semidesnudo y con diversas agresiones por arma blanca” según los fiscales, también coincidieron con los de Heuermann al 99,96 %.

El juez Mazzei ordenó hoy que el individuo -de 60 años y profesión arquitecto- permaneciera en prisión sin derecho a fianza. Su próxima cita con el tribunal está fijada para el 30 de julio.

Heuermann fue detenido en julio del año pasado cuando paseaba por una concurrida calle de Manhattan (Nueva York) después de salir del trabajo, sin saber que la policía le seguía.

El historial del presunto asesino en serie se remonta años atrás; se le acusó primero de homicidio por las muertes de Melissa Barthelemy, de 24 años; Megan Waterman, de 22; y Amber Lynn Costello, de 27, conocidas como “las cuatro de Gilgo”.

A principios de este año, fue acusado del asesinato de Maureen Brainard-Barnes, de 25 años.

Supuestamente, el ahora sexagenario habría acabado con la vida de estas mujeres y arrojado sus cadáveres a la playa de Gilgo Beach en Long Island, al sureste del estado de Nueva York.

Desde 2011, se han encontrado más restos humanos en la playa -incluidos los de un hombre y un bebé-, aunque Heuermann no es sospechoso en todos los casos.

El caso ha sido objeto de varios documentales e inspiró la película ‘Lost Girls’, estrenada en 2020.