Skip to main content

Rudy Giuliani acuerda ‘nunca más’ difamar a dos trabajadoras electorales de Georgia

mayo 22, 2024
Rudy Giuliani acuerda ‘nunca más’ difamar a dos trabajadoras electorales de Georgia

Washington,- El exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani ha acordado este martes cesar las acusaciones de fraude electoral contra las dos trabajadoras electorales de Georgia, que ganaron una sentencia de 148 millones de dólares por haber sidas difamadas.

Giuliani aceptó un acuerdo judicial para «no volver a acusar nunca más» a Ruby Freeman ni a su hija, Shaye Moss, de participar en delitos relacionados con las elecciones de 2020, según informaron los representantes legales de las dos mujeres.

En 2020, Guliani y la campaña del expresidente Donald Trump (2017-2021) difundieron un video de Freeman y Moss en un colegio electoral de Georgia y aseguraron falsamente que las mujeres estaban sacando maletas llenas de votos.

«Hoy terminan los esfuerzos (de Giuliani) por sacar provecho de las mentiras sobre estos dos héroes de la democracia estadounidense», dijo Michael Gottlieb, abogado de las dos mujeres, según información citada por ABC.

El pasado 15 de diciembre, Giuliani fue condenado a pagar 148 millones de dólares por daños y perjuicios por acusar sin pruebas a Freeman y a Moss de haber manipulado los resultados en Georgia, donde el demócrata Joe Biden ganó a Donald Trump por un estrecho margen.

Pero a pesar de ser condenado, Giuliani, quien fue abogado del expresidente Trump, siguió repitiendo su teoría de conspiración. «No me arrepiento de nada», dijo el político republicano a la salida de los juzgados el día de su sentencia.

Freeman y Moss demandaron nuevamente al exalcalde neoyorquino buscando «prohibirle permanentemente» que hiciera comentarios difamatorios adicionales sobre ellas.

Moss dijo que las mentiras de Giuliani cambiaron su vida y la de su madre, y que los últimos años han sido «devastadores» para ambas.

Giuliani aún tiene varios líos judiciales por resolver, este martes se declaró «no culpable» de todos los cargos en su contra por supuesta interferencia electoral en las elecciones presidenciales de 2020 en Arizona.

El exabogado de Trump junto con otros seis involucrados enfrentan nueve cargos por supuestamente orquestar un plan para falsamente asegurar que el verdadero ganador de las elecciones presidenciales en Arizona fue Trump.